Happy Letters 11 - Cuadrada (optimizada)

¿QUIÉN ESTÁ DETRÁS
DE HAPPY LETTERS?

Soy Marta, diseñadora gráfica madrileña creadora de Happy Letters. De mi pasión por la tipografía y las letras en general nació este proyecto, con el que disfruto día tras día. Dibujar letras es algo que podría hacer cualquier día de vacaciones, a cualquier hora y en cualquier sitio, y me siento afortunada de que se haya convertido en mi modo de vida.

Después de proyectos y clientes de todo tipo, decidí enfocar esta empresa a lo que más me realizaba profesionalmente: la formación y la relación con las personas que sienten pasión por el lettering. Disfruto compartiendo día a día mi conocimiento y experiencia con gente de todo el mundo, recibir sus comentarios y conocer sus dudas y sus progresos.

MI OBJETIVO ES QUE SEAS CAPAZ DE DIBUJAR LETRAS BONITAS.
POR ESO PONGO A TU DISPOSICIÓN RECURSOS, INSPIRACIÓN, Y POR SUPUESTO CURSOS PARA QUE PUEDAS CONSEGUIRLO.

¿POR QUÉ QUIERO
ENSEÑARTE LETTERING?

Después de impartir talleres durante más de 2 años, y a más de 1.000 personas de todas partes del mundo, tengo la experiencia y seguridad suficiente como para asegurarte que cualquier persona, con ganas y mucha práctica, es capaz de dibujar letras bonitas.

Por mis talleres han pasado mujeres, hombres, adolescentes, niños, médicos, maestros, ingenieros, parados, jubilados, parejas, madres e hijas,…

Y todos ellos, en algún momento, antes o después, han encontrado ese “click” que te hace emocionarte y sentirte atrapado por el lettering.   

MUCHO MÁS QUE LETRAS BONITAS

EL VALOR DE LO MANUAL

El arte del lettering es una tendencia en auge desde hace unos años, y no es por casualidad. En la época de la información masiva y de reproducción en masa en la que vivimos, los procesos manuales empiezan a tomar valor. Hay algo profundamente satisfactorio en coger un papel y un lápiz y crear formas con tus propias manos. Unas invitaciones de boda, un cartel, un tarro de cristal, cualquier objeto y soporte al que apliquemos unas letras dibujadas se convertirá en un objeto único. Y esa autenticidad, además, la habremos creado nosotros mismos.

UNA FORMA DE MEDITACIÓN

Dibujar letras no es escribir (aquí te cuento más sobre esta diferencia), pero la idea de realizar trazos unidos es una forma de relajación que se compara con la meditación y el yoga. Puedo asegurarte que no hay nada más relajante que sentarse 10 minutos, y escuchar el sonido del lápiz u observar el movimiento del rotulador sobre el papel. Y aunque al principio parezca más estresante que otra cosa (hasta que se controla la postura, entiende el proceso, etc), de repente tu mente, tu mano, tu cuerpo hace “click”, y pasas a una fase de concentración y desconexión tan intensa que esos 10 minutos pueden convertirse en horas. A mi me pasa :)

UN EJERCICIO DE CREATIVIDAD

El lettering te acerca a un estado meditativo que te obliga a centrarte únicamente en los trazos que estás creando, olvidándote del resto del mundo. Decidir hacia dónde quiero hacer llegar cierta letra, con qué bucle terminar un trazo, qué detalle o recurso añadir, cómo encajar una nueva forma, es una actividad que requiere de una concentración y una dedicación plenas. Y no hay bien o mal hecho, hay infinitas opciones de dibujar una letra y de aplicar recursos, y esas posibilidades hacen que la creatividad sea algo imprescindible para entrar y entender el arte del lettering. (basándome en esta idea, he creado un reto en instagram que puedes encontrar con el hashtag #DibujaElAlfabeto)

ÚNETE A LA COMUNIDAD DE LAS LETRAS BONITAS

Updating…
  • No hay productos en el carrito.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar